Make your own free website on Tripod.com
Andean Journey | MAX CALLOAPAZA ORTEGA

FLAUTISTAS

 

Son muchos los virtuosos en este hermozo instrumento. A medida que siga reuniendo informacion renovare esta seccion, la idea general es dar a conocer la trayectoria de muchos flautistas tanto del Perú como del mundo.

 

DAVE VALENTIN (U.S.A)

Nacido el 29 de Abril de 1952, en Brown, New York . Sus padres eran de Mayaguez, Puerto rico, y Valentín creció rodeado por la música que sus padres escuchaban. Su hogar estaba lleno de los sonidos de Tito Rodr íguez, de Tito Puente, de Machito y de otros. A él le gustaba los bongos y las congas desde niño, y desde su temprana adolescencia se incorporó como timbalero en un grupo latino. Tocó con el grupo de nightclubs latinos de la ciudad de New York en el circuito de "cuchifrito", y en los salones de baile de la clase trabajadora de New York. "Oh sí" -- dijo Valentín en una entrevista con Fernando González de los periódicos de Knight-Ridder -- "he hecho mis tres modelos por $50 y dejo el club a las 6:00am el domingo por la mañana, y veo a la gente en Harlem yendo a la iglesia cuando yo voy a dormir." Valentin fue aceptado en la Escuela Secundaria de Música y Artes de New York donde estudió percusión, pero no fue hasta que tenía 18 de edad, en la Universidad, cuando llegó a ser interesado por la flauta.



Una muchacha que Valentín quería conocer tocaba la flauta, y él prestó una flauta y le pidió a ella que le demostrara algunas cosas. Un mes más tarde, él tocaba para ella, pero había llegado a ser tan bueno que ella se puso celosa, y su plan no funcionó. Valentín no consiguió a la muchacha, pero continuó estudiando la flauta con Hubert Laws, un popular flutista de jazz conocido por su técnica clásica, y también con el tocador clásico Hal Bennett. Valentín tocó el saxophone por un algún rato, pero Laws lo convenció a él que dejara el saxophone y que concentrara sus energíes en la flauta.

El joven artista trabajó como un maestro de escuela para pagar las cuentas, pero continuó tocando la música y se convirtió en uno de los emergentes músicos de New York . Al comienzo de los años 70, Valentín tocaba con algunas de las bandas latinas más calientes de la ciudad, pero fue su capacidad que le hizo transcender y tocar a la par de los grandes nombres de artistas de jazz como el cantante Patti Austin, el guitarrista Lee Ritenour, y el pianista Dave Grusin quienes notaron el talento de Valentín.

Aunque de descendientes puertorriqueños, Valentín era conocido por "su buena voluntad de investigar y absorber cualquier estilo de la música" escribió Mark Holston en Américas. "Yo...me considero un artista del mundo." Valentín primero logró dominio de la flauta común europea y enseguida experimentó con diversos modelos desde la familia de flautas alrededor del mundo. Él recogió las pipas de cacerola de Bolivia, la flauta de base de bambú de Perú, la flauta de cacerola de Rumania y varios modelos de porcelana y madera de Tailandia, Japón y de otras partes, y exploró también con más de una docena de variadas flautas. Valentín dominó la charanga, un estilo cubano de la música que ofrecía la flauta, después de estudiar diligentemente los métodos de José Fajardo, el rey del género. Frecuentemente usó un ritmo cubano como la fundación para una canción pop tal como "blackbird" de Paul McCartney y Juan Lennon. Holston llamó al flautista "adepto en mezclar la esencia de estilos Afro-Caribeños con canciones auto-escritas, standards de jazz e himnos de música mundial..."

El crítico Scott Yanow de All Music Guide to Jazz notó que en el lanzamiento de Valentín de 1991, Musical Portraits, era evidente que Valentin "podría convertirse en uno de los mejores flautistas de jazz," pero que hasta ahora él "no había dado todo su potencial." Del lanzamiento de Valentin de 1992, Red Sun, Yanow escribió que Valentín parecía de alguna manera "controlado," a pesar de algunos "momentos apasionados." Y en general, él llamó Red Sun un CD "relativamente agradable."

En 1993, Valentin lanzó Tropic Heat, su primer álbum de jazz latino. Aunque él había siempre "intentado incluir alguna música latina en una cierta manera" en sus álbumes anteriores, él le dijo a Fernando González de Knight-Ridder, que él nunca quería ser "pigeonholed" como un artista estrictamente latino. El expediente tomó algún tiempo para venir a Valentín quien sentía que los ritmos y estilos puertorriqueños eran tristemente ignorados por músicos puertorriqueños principalmente influenciados por sonidos cubanos. Valentín se integró a grabar con prominentes estrellas como el saxophonista dominicano Mario Rivera, el conguero Jerry González, el trompetista Charlie Sepúlveda, el saxophonista David Sánchez, y el trombonista Ángel "Papo" Vázquez. El resultado fue "una mezcla madura de jazz y elementos Afro-Caribeños," escribió González. En el álbum, Valentín le ofreció tributo a su héroe de la infancia, el líder de banda y vocalista Tito Rodríguez, con una versión de la canción "Bello Amanecer." Yanow llamó Tropic Heat "uno de los mejores" de Valentín y una prueba de que Valentín "continúa creciendo como un artista."

Además de su posición usual como líder y hombre delantero, Valentín ha sido también acompañante de algunos músicos legendarios de jazz. Fue el director musical para Tito Puente, su ídolo de niñez, y consideró tocar con McCoy Tyner "like being in heaven," dijo Valentín en su biografía de los Concord Records. Él tocó en la fiesta del séptimo cumpleaños de Dizzi Gillespie y ha sido un huésped con Machito, Ray Barretto, Celia Cruz, Michel Camilo, y Herbie Mann.

Fuente: archivo de www.hispanianews.com

 

 

 

 

 

 

 

NESTOR TORRES (PUERTO RICO)

Uno de los músicos de mayor prestigio del jazz latino, Néstor Torres se inició en el mundo de la música gracias al estímulo de sus progenitores.

Su padre, el conocido pianista puertorriqueño Néstor Torres, le regaló un tambor al cumplir los cinco años. Ese fue su primer instrumento musical y a través de él dio sus primeros pasos en el arte.

Además de obsequiarle su primer instrumento, su padre también le enseñó a escuchar la música de Tito Puente al igual que la de otros importantes artistas. De la misma manera, su progenitora lo inició en el conocimiento de los ritmos latinos y las piezas clásicas de la música universal.

A pesar de que comenzó tocando el tambor, al cumplir los 13 años Néstor Torres hijo cambió los sonidos cadenciosos del tambor por los sonidos dulces y refrescantes de la flauta. Estudió dicho instrumento de viento mientras cursó sus estudios en las escuelas intermedia y superior.

Al culminar sus grados preparatorios ingresó a la Universidad Interamericana de Puerto Rico. En la institución completó su bachillerato en Música y Pedagogía de la Música. Pero su jornada estudiantil no culminó ahí.

Luego se trasladó a la ciudad de Nueva York. Allí prosiguió su adiestramiento en música clásica en el Mannes School of Music y más tarde en el New England Conservatory de Boston. Durante ese tiempo, también aprendió el arte de narrar historias con su flauta; habilidad que llegó a practicar a nivel profesional.

Mientras estudiaba, Néstor Torres tuvo la oportunidad de tocar en distintas bandas. Entre ellas con el grupo de música afroantillana Batacumbele en Puerto Rico, con Típica Ideal, Conjunto Libre, Orchestra Novel, el grupo de Joe Quijano y Charanga América. Al momento de conocer sobre las raíces africanas de la música latina, su pasión por conocer más sobre esas culturas lo llevó al África y a Suramérica.

En su viaje por América del Sur, decidió permanecer en Colombia por más tiempo. Allí grabó su primera producción discográfica “Colombia en Charanga”, una antología de canciones folklóricas a las que incorporó una base de ritmos afrocubanos. Ese primer trabajo discográfico alcanzó la posición número cinco de las listas de los discos más vendidos del mencionado país.

Durante la década de los 80, Néstor trabajó con varios de los mejores exponentes del jazz latino. Entre ellos estaban Tito Puente, Cachao y Ray Barreto. Para ese tiempo también grabó su segundo disco titulado “No me provoques” y luego se integró a Hansel y Raúl, uno de los dúos de salsa más conocidos de aquella época.

Con el dúo, Néstor se mudó a Miami. En la ciudad continuó colaborando con los salseros Hansel y Raúl hasta que optó por seguir una carrera como solista. En 1985 pasó a ser el artista principal del “Pace/Southern Bell Artist Showcase Program” realizando unos 20 conciertos consecutivos. Con esas presentaciones el músico recibió considerable exposición en los Estados Unidos y además ganó experiencia en los escenarios.

Posteriormente visitó programas de televisión como “Today show” y “Carnaval” y además se fue de gira con la agrupación “Supersounds”, conjunto que incluyó entre sus miembros a músicos de la talla de Herbie Hancock, Wayne Shorter and Buster Williams.

En 1989 lanzó su segunda producción discográfica que llevó por título “Morning Ride”. A pesar de alcanzar ese logro, un accidente en medio de una carrera de botes, el 12 de mayo de 1990, lo mantuvo alejado de la escena musical por espacio de un año.

Luego de su recuperación regresó a los estudios de grabación donde produjo el disco “Dance of the Phoenix”. Esta fue la primera producción luego de que su vida tomara un nuevo giro a partir del accidente sufrido. La mezcla de ritmos latinos con el jazz tradicional y clásico le permitió ingresar a nuevos mercados.

Con dicho álbum, “Dance of the Phoenix”, reapareció en 1991 en el II Festival Medalla de Jazz Boricua. Un año, en 1992, después participó en el concierto-filme sobre la vida del músico cubano Cachao: “Como su ritmo no hay dos”.

 

 

En 1994 formó parte del concierto de “Batacumbele: 15 años después”. Para el álbum “Mi tierra” de la cantante cubana Gloria Estefan, el artista puertorriqueño fue uno de los músicos invitados. Dicho disco fue galardonado con un premio Grammy a la Mejor Grabación Tropical del Año.

Para ese mismo año la casa disquera Sony Latin Jazz lanzó al mercado su cuarto disco titulado “Burning Whispers”. La producción estuvo a cargo de Kike Santander, Juan Vicente Zambrano y Eddie Montilla. La grabación incluyó dentro de su repertorio a melodías ya conocidas como “El Dorado”, tema principal de la película “El mago de OZ”, “Somewhere Over the Rainbow” y “Mambo Sensual”. En este último tema el aclamado músico Ottmar Liebert tocó la guitarra. En 1995 “Burning Whispers” fue distinguida por los Premios Tu Música como la Mejor Grabación de Jazz. Además participó en el especial navideño del Banco Popular, “Somos un solo pueblo”.

Un año después, para 1996, su quinta producción “Talk to me” llegó a las tiendas de discos. Para este trabajo discográfico el artista unió esfuerzos con el galardonado productor Andre Fischer. Este a su vez reclutó a Clare Fischer, Brad Cole, Alex Cole y Luis Conte, entre otro. Ritmos sensuales, melodías cautivadoras fusionadas al rock y al jazz, hacen de este trabajo uno de los más destacados del género.

Su talento, disciplina y perseverancia le ha permitido presentarse en varios reconocidos programas de televisión. El músico puertorriqueño ha participado en importantes programas de la televisión norteamericana como CBS Sunday Morning, The Tonight Show with Jay Leno, The Late Show With David Letterman, The Today Show y The Grammy Awards, entre otros.

De la misma forma llevó a cabo importantes presentaciones en el Hard Rock Café de New York y Miami, el Troubadour en Los Angeles y The Village Gate en New York. Asimismo su esmerada educación le ha permitido trabajar como concertista para eventos como el Heineken Jazz Festival, St. Croix Jazz Festival, Super Sounds Japan Tour con Herbie Hancock y el Festival de Jazz de Cancún.

En 2000, año en que celebró sus más de 30 años de carrera musical, vivió otro de sus puntos culminantes de su profesión cuando fue distinguido con un premio Grammy por la grabación “The Side of Paradise”.

Enrique Feliciano Díaz (Archivos de la Fundación Nacional para la Cultura Popular Puerto Rico)

 

 

EMMANUEL PAHUD (SUIZA)

Comenzó sus estudios de flauta a la edad de seis años en Roma. En 1990 consiguió el Primer Premio en el Conservatorio Nacional Superior de París y continuó su aprendizaje con Aurèle Nicolet. Consiguió primeros premios en las competiciones internacionales de Kobe, Duino y Ginebra.

Con veintidós años fue nombrado solista de la Orquesta Filarmónica de Berlín, puesto que había ocupado anteriormente en la Orquesta de la Radio de Basilea y la Filarmónica de Múnich. Es, hasta hoy, el solista más joven en conseguir este puesto en la Orquesta de Berlín, puesto al que volvió en el año 2002 después de dejarlo en el 2000 para impartir clases de perfeccionamiento en el Conservatorio de Ginebra durante un año.

Desde 1996, tiene firmado un contrato con EMI como solista. Su aclamada discografía incluye un CD de los Conciertos de Mozart (incluyendo el concierto para flauta y arpa con Marie Pierre Langlamet), cuartetos, los conciertos de Telemman con "the Berlin Baroque Soloists, un disco de música de J.S. Bach (también con "the Berlin Baroque Soloists), los conciertos de Khachaturian e Ibert con "the Zurich Tonhalle Orchestra" bajo la dirección de David Zinman, un CD incluyendo la sonata de Prokofiev y música de Debussy y Ravel, música de Gubaidulina para flauta, cuerda y percusión con la Orquesta Sinfónica de Londres y bajo la dirección de Rostropovich, sonatas de Franck, Strauss y Widor y música de cámara francesa con Paul Meyer, Francois Meyer y Le Sage.

En 2005, Emmanuel Pahud colaboró con la Orquesta Sinfónica NHK grabando la banda sonora original de Komyo ga Tsuki, música para la serie NHK Taiga drama. La grabación se realizó en Japón bajo el sello EMI en 2006. Las canciones donde su flauta toma protagonismo son Diamond Dust Memory - Winter - y Green Breeze - Spring -.

Después de esto, Emmanuel Pahud grabó los conciertos de Vivaldi para flauta con la Orquesta de Cámara de Australia bajo la dirección de Richard Tognetti.

Emmanuel Pahud colabora regularmente como solista alrededor del mundo y ha sido aclamado por su versatilidad, su bello sonido, su musicalidad innata, su extraordinaria técnica y su talento. Es también un colaborador regular en música de cámara y, con su acompañante Eric Le Sage y el clarinetista Paul Meyer, es el cofundador del festival de Música "Musique a l'Emperi" en Francia.

 

 

 

 

CESAR PEREDO (PERU)

Flautista y compositor nacido el año de 1965 en la ciudad de Lima-Perú.  Realizó sus estudios de flauta en el Conservatorio Nacional de Lima con el profesor alemán Harmut Stemann; posteriormente en la Escuela Superior de Música del Noroeste de Alemania en la ciudad de Detmold bajo la guía del maestro Michael Achilles discípulo de Hans Peter Schmitz quien fuera solista principal de la Orquesta Filarmónica de Berlín; luego estudiaría en la ciudad de Los Angeles California con el maestro Arthur Hobermann, graduado en el Conservatorio de París y uno de los flautistas más solicitados en el área de Hollywood.

Como complemento a sus estudios en Europa y Los Estados Unidos, el maestro Peredo ha tomado parte en cursos y clases maestras con afamados solistas como Hans Peter Schmitz, Andreas Blau y Karl-Heinz Zoeller (todos ellos solistas de la Orquesta Filarmónica de Berlín), William Benett, Robert Aitken, Maxence Larrieu, Michael Debost, Félix Rengli y un curso sobre la obra de Bach para flauta con el maestro alemán Paul Meisen.

A su retorno de Alemania, se dedicó a impartir los conocimientos adquiridos como profesor de su especialidad en el nivel superior del Conservatorio Nacional de Lima. Paralelamente estudió composición con los renombrados compositores nacionales Celso Garrido-Lecca y Enrique Iturriaga, quienes además han escritos obras dedicadas a él; su producción académica tiene por objetivo principal la creación de nuevas obras para la flauta utilizando las raíces musicales peruanas.

En el campo de la Lutheria es el primer y único técnico especializado en la reparación de flautas en el Perú, él ha sido entrenado al más alto nivel en los talleres de la prestigiosa firma Verne Q. Powell, en la ciudad de Boston, Massachusetts, USA.

El maestro Peredo se ha presentado en los principales escenarios del Perú, habiendo actuado además en el Ecuador, Tahíti, Alemania, y Los Estados Unidos de Norteamérica.

Invitado por la Asociación de Flautistas Norteamericanos se presentó exitosamente en las Convenciones Anuales versiones 1995 y 2000 en las ciudades de Orlando y Columbus (USA) respectivamente.

Como solista ha tenido el honor de ser el protagonista del estreno nacional de varios conciertos para flauta y orquesta, la mayoría de ellos interpretados con el acompañamiento de la Orquesta Sinfónica Nacional con la cual actúa como solista invitado desde el año 1984 habiendo llegado a ser considerado por la crítica (diario “El Comercio”, Lima) como el mejor interprete de la flauta en el año 1995 al ejecutar la suite número 2 en si menor de Johann Sebastian Bach de una manera muy particular.

Además de la música clásica, el maestro Peredo practica la música popular y el jazz.  Aunque esta paridad no este bien vista por algunos puristas tanto clásicos como jazzeros, el maestro opina: “tanto el estudio académico como la improvisación en el jazz y la música popular me han permitido explorar y conocerme mejor interiormente; finalmente la música es una unidad y los distintos géneros o estilos de esta son simplemente ramificaciones”.

Dentro de este genero musical ha compartido escenarios y/o grabado con artistas como: Placido Domingo, Juan Diego Florez, Zamfir, Pedro Aznar, Tania Libertad, Gian Marco, Chucho Valdez, Eva Ayllón, Cecilia Barraza, Pepe Vásquez, Fito Páez, Joan Manuel Serrat, Néstor Torres, Alex Acuña, Oscar Stagnaro, Jean Pierre Magnet, Félix Vilchez, Orlando Valle y Dave Valentin, entre otros. Participó en la última producción del conjunto Perú Negro, la cual fue nominada a dos premios Grammy.

En 1996 realizó su primera producción discográfica “Pensamento” con música popular del Brasil para el sello Adagio. En esta producción contó con la participación de distinguidos músicos como Felix Casaverde, Sergio Valdeos, Marco Oliveros y Felix Vilchez.

En 1997 inició la grabación de su segunda producción “Despertando”, esta vez con temas compuestos, arreglados, dirigidos y producidos por el mismo en el estilo del latinjazz-fusión. La producción fué terminada en 1998, en 1999 fué lanzada al mercado con notable éxito, recibiendo elogiosas criticas de músicos de la talla de Alex Acuña. En esta oportunidad el maestro Peredo dirigió a su propio grupo “Los de Adentro”, el cual estaba integrado por Alonso Acosta, Felipe Pumarada, Walter Velázquez, Hugo Alcázar, Marco Oliveros y Leonardo Parodi; se tuvo como invitados además al gran cajonero Eusebio Sirio “Pititi” y  en el zapateo a Eduardo “Lalo” Izquierdo. Nuevamente invitado por la Asociación Americana de Flautistas se presento en la Convención del 2000 en la Ciudad de Columbus, Ohio; en esta oportunidad presento su producción “Despertando”. En el año 2004 lanzo al mercado su tercera producción “Cosas de negros”, disco dedicado exclusivamente al jazz afroperuano, el cual ha sido masterizado en Alemania. En el 2007 edito un concierto realizado en vivo con Los de adentro, esta producción de latinjazz titulada “Más calientes que nunca” y publicada por Adagio producciones encierra un particular sentimiento interpretativo.

En el año 2000 se publicaron dos de sus obras académicas por la prestigiosa casa editorial Pan Publications, Charlotte, USA. Una de estas obras se hizo acreedora a una mención honrosa en el concurso de nuevas publicaciones organizado por la Asociación Americana de flautistas en el cual participaron más de 400 obras. Su método de flauta para principiantes se encuentra actualmente imprimiéndose en la casa editorial Alry Publications,  USA.

César Peredo fue miembro fundador y solista de flauta de la Orquesta Filarmónica de Lima y de la Orquesta de la Universidad de Lima durante 10 años. Actualmente es el solista principal de la Orquesta Sinfónica Pro Lírica para las temporadas de opera producidas por el afamado tenor peruano Luis Alva. También solista principal de la Orquesta Sinfónica Romanza para las temporadas anuales de zarzuela. Es fundador y director del conjunto de cámara “Los Flautistas de Lima” formado hace 12 años.

En un trabajo conjunto con el Instituto Cultural Peruano Norteamericano, se desenvuelve como director de los simposios de flautistas. En el año 2002 el Primer Simposio Internacional de Flautistas tuvo como invitado de honor al maestro francés Michel Debost, quien fuera durante 30 años solista principal de la Orquesta de París y sucediera en el Conservatorio de París a Jean Pierre Rampal. También participaron los flautistas Hernando Leal (Colombia), Huascar Barradas (Venezuela), Nora Lee García (Puerto Rico) y Marcelo Alvarez (Argentina). En el año 2003 organizo el Segundo Simposio Internacional, el cual contó con la participación de Fabio Mazzitelli, flautista principal del teatro Colon de Buenos Aires, Argentina; Ana María Hernández, solista de Piccolo de la Orquesta Sinfónica de San Juan de Puerto Rico, y Luis Fernando Carrera, solista de la Orquesta Sinfónica de Quito, Ecuador. En el año 2005 el Tercer Simposio Internacional tuvo como invitados a Hernán Jara (Chile), Horacio Puchet, solista de la Orquesta Sinfónica Nacional de México, Raimundo Pineda (Venezuela) y el talentoso quenista peruano Sigiberto Velásquez.

Fuente: Web site oficial Cesar Peredo.

 

 

CESAR VIVANCO (PERU)

Director Fundador de los Festivales Internacionales de Flautistas. Inició sus estudios en el Conservatorio Nacional de Música, en 1965. Estudió con los profesores Alberto y Fernando Harms, en Santiago de Chile y con el profesor Hartmut Stemann, en Lima.
En 1974 viajó a Sao Paulo, a un Seminario de Música de Cámara y ese mismo año obtuvo su título en la Escuela Nacional de Música. En 1978 es becado por la OEA para perfeccionarse con el notable maestro Alfredo Ianelli, en Buenos Aires.

Ha actuado como solista con la Orquesta Sinfónica Nacional, Orquesta  Sinfónica de Trujillo, Orquesta Pro-Lírica, Orquesta del Conservatorio Nacional de Música y con la Orquesta Filarmónica Universidad de Lima.

En 1992 fue invitado al II Festival Internacional de Flautistas en la Mitad del Mundo (Quito). Luego participó como solista de la Vigésima Convención Anual de Flautistas, en Los Ángeles, siendo así el primer flautista peruano en haber participado en un evento de tan alta categoría. 
Se ha presentado en Rio de Janeiro, Porto Alegre, Sao Paulo, Alabama, Orebro, Bergen, Bonn, Cuencua.
Ha grabado la banda sonora de diferentes cortos y películas de largo metraje.
En la actualidad cuenta con 1 CD de música de la costa del Perú y otro con música de las tres regiones de nuestro país.
Es solista de la Orquesta Sinfónica Nacional, Director de Promoción y Actividades Musicales del Conservatorio Nacional de Música.
Desde 1989 viene organizando los Festivales Internacionales de Flautistas en Lima, Perú

Fuente: Sergio Garcia www.peruanita.it


MANUEL MIRANDA (PERU)

Manuel Miranda es músico multi-instrumentista, especializado en vientos, ejecutante de flauta, píccolo, flautas dulces, saxo soprano, alto, tenor, duduk armenio, quenas, zampoñas, sicus y otros aerófonos andinos, y percusión. Es además compositor interesado fundamentalmente en la fusión e integración de las músicas populares del Perú y del mundo.

Este destacado músico peruano trabaja intensamente en la investigación de nuestra cultura, sus instrumentos, sonidos y ritmos. Se interesa especialmente en conocer los instrumentos de viento precolombinos y sus sonidos, en los que se inspira para hacer su música. Manuel Miranda es reconocido como uno de los más importantes músicos contemporáneos del Perú. La prensa peruana lo llama “ El Señor de los Vientos”.

A la actualidad tiene dos CD.s editados, el primero “Asociación Libre” , editado en Bs. Aires Argentina (1997) compuesto y producido por él mismo con la participación de músicos argentinos y peruanos en el que fusiona música étnica, andina, afroperuana, oriental y Jazz y recientemente acaba de terminar su segunda producción independiente “TINKU” (encuentro), un viaje musical a través de ancestrales sonidos andinos, ritmos afro-peruanos, la frescura del jazz y la energía del rock : música peruana y universal.

Manuel Miranda nació y creció en Lima. Empezó a tocar la quena y flautas como autodidacta y el clarinete en la banda del colegio. En 1976 ingresó al Conservatorio Nacional de Música; se graduó como flautista en 1985 y paralelamente se sumergió en el mundo de la música popular, folklore, jazz y rock. Fue solista con la Orquesta Sinfónica Nacional y la Orquesta del Conservatorio Nacional. Ha compuesto música para cine, teatro y danza.

1986, viaja a Bs.Aires, Argentina, en donde radicó hasta Diciembre de 1997 desempeñándose como vientista (ejecutando saxos, flautas, quena, sicus, zampoña y percusión), del renombrado pianista y compositor Lito Vitale, uno de los más importantes músicos de la nueva generación argentina. Junto al Cuarteto, han presentado conciertos en Argentina, Chile, Perú, Uruguay, Paraguay, Brasil, España, Francia y Alemania.

Manuel ha trabajado y colaborado con grupos y solistas argentinos como, “La Portuaria”, David Lebón, Silvina Garré J.C. Baglietto, “Shakuntala”, “La Banda Latina”, “Puente Celeste” y su propia banda “Asociación Libre”.

En 1998 vuelve al Perú en donde paralelamente a la actividad con su grupo, Manuel desempeña una intensa labor en el campo de la música como sesionista, instrumentista, productor, compositor y profesor.

Fuente: Web site Manuel Miranda: www.manuelmiranda.net

 


| Contactos | ©2008 ANDEAN JOURNEY PERU